Tóner compatible y ahorro de impresión: un binomio incompatible

tóner compatible

Tóner compatible y ahorro de impresión: un binomio incompatible

En épocas de recesión económica se agudiza la cultura del ahorro y tratamos de arañar en cualquier partida presupuestaria. Los gastos asociados a dispositivos de impresión son uno de los primeros candidatos y mientras que existen una serie de políticas muy recomendables, como dirimir si la impresión del documento X es estrictamente necesaria, establecer códigos de usuario, introducir soluciones de accounting, autorización y autenticación y digitalizar procesos documentales, hay otras por las que no debemos pasar nunca.

Hoy queremos hablaros del riesgo de utilizar tóneres no originales y de la falsa impresión de ahorro que podrían generar en un primer momento. La comparativa inicial es bien sencilla, cruzamos el coste del cartucho original y del compatible, miramos su supuesta duración y la balanza se inclina del lado del compatible. Pero como suele ocurrir en muchos otros casos, estamos viendo nada más que la punta del iceberg.

Pasemos revista a los aspectos que se nos pueden estar escapando:

Duración y calidad:

1.Según los estudios realizados por BLI (Buyers Laboratory Inc.), los tóneres no originales ofrecen una menor calidad de imagen. Las impresiones realizadas con este tipo de cartuchos compatibles resultan en masas no uniformes y provocan manchas en las páginas impresas. De esta forma habitualmente tendremos que realizar varias pruebas de trabajo para obtener una impresión que pueda cumplir con nuestros estándares y el coste de impresión del documento se verá incrementado.

2.Este tipo de consumibles no originales ofrecen una composición química que difiere de la original y que al interactuar con otros componentes del equipo, resultan en una contaminación de la mezcla empleada para realizar la impresión. Esto provoca posibles averías y fallos, así como un mayor número de interrupciones del dispositivo. De esta manera se generan al menos dos visitas adicionales del técnico, una para limpiar y aspirar a fondo y otra para reemplazar la unidad de fusión.

Buyers laboratoryAhorro ficticio y pérdida de garantía:

3.Además del gasto que nos generan esas dos visitas adicionales del técnico, nos encontramos con una mayor pérdida de tóner en el proceso de impresión. En definitiva, y según los estudios realizados por BLI, la duración del cartucho original es superior en un 55% a la del compatible. El ahorro ya no resulta tan obvio en este caso.

4.Pérdida de la garantía del dispositivo: Cualquier fabricante y mantenedor incluye en sus cláusulas de garantía y servicio la prohibición de emplear tóner no original, un aspecto que tampoco podemos dejar escapar por las implicaciones que podría tener sobre otros tipos de incidencia que de otra forma hubieran estado cubiertos por la garantía del equipo. El coste individual del tóner dentro de un mantenimiento de un equipo A3 Láser Color no es precisamente el más elevado y existen otro tipo de componentes electrónicos y fungibles como unidades de fusión, bandas de transferencia, unidades de revelado y tambores que también deben entrar en la ecuación. Además, la mano de obra del personal técnico certificado representaría también un elevado gasto que debemos tener en cuenta.

Medioambiente y salud:

5.Si hablamos de respeto por el medioambiente tenemos que decir que los envases del tóner compatible no incluyen plástico reciclable PET#1, además de que la composición del propio tóner compatible no excluye sustancias nocivas como el mercurio, cadmio, plomo, níquel, compuestos de cromo-VI ni tintes que puedan liberar partículas cancerígenas siguiendo el artículo 33.1 de la EU Reach Regulation del Parlamento Europeo.

6.El respeto por el medioambiente de los principales fabricantes de equipos de impresión es máximo y tanto la huella de carbono en su producción, la utilización de medios reciclables y el cumplimiento de normativas es una prioridad ineludible. Los cartuchos originales, como por ejemplo los correspondientes a equipos Ricoh, disponen de ecoetiquetas de salud y seguridad Blue Angel y cumplen con los estándares ISO 9001 y 14001. El tóner original Ricoh se considera residuo no peligroso de acuerdo con la normativa europea (código CER 08 03 18).

ecofimática

7.Los principales fabricantes de equipos están adheridos a la EcoDeclaration y tienen la obligación de recoger los tóneres considerados como residuo electrónico, un servicio que tampoco encontrarás dentro de las bondades del tóner compatible. La fundación Ecofimática se encarga de garantizar la recogida y reciclaje de forma óptima.

8.El tóner original Ricoh garantiza un nivel de silicona y aceite que impide la suspensión de partículas, evitando los posibles problemas de salud derivados como pudieran ser las reacciones alérgicas, problemas respiratorios, irritación, erupción cutánea y problemas en los ojos y por lo tanto garantizan el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales española.

¿Cómo podemos diferenciar un tóner compatible del original?

Existen algunas compañías que no esconden la diferencia de procedencia entre ambos tóneres y podemos ver en su embalaje claramente la palabra compatible. La ausencia de logos oficiales puede darnos una pista. En otros casos nos encontramos ante réplicas que sí que tratan de parecerse más al original. En este caso debemos tener en cuenta otros aspectos del embalaje y etiquetado como pequeños defectos en la alineación de las impresiones que nunca sucederán en el tóner original. El propio cartucho físico, una vez extraído del embalaje, no contendrá el logotipo del fabricante en la botella, así como tampoco su número de lote.

tóner compatible

Conclusiones

Como puedes comprobar, existen bastantes condicionantes que debemos tener en cuenta y que implican mucho más que un atractivo coste inicial. Hay que tener en cuenta la inversión en I+D para generar tóner con micropartículas que garantice una mayor calidad de impresión, el cuidado medioambiental en todo el ciclo de vida del producto: fabricación, consumo y reciclado y los costes indirectos que podemos sufrir por la mayor incidencia de errores, la exclusión de la garantía, la menor duración del tóner y la posible afectación de otros componentes que intervienen en el proceso de impresión.

Como consejo profesional, si quieres ahorrar en costes de impresión, debes tener en cuenta otro tipo de factores y condicionantes, como transformar el propio proceso documental, digitalizarlo y automatizarlo para ahorrar en tiempo de trabajo a la hora de tramitar, consultar y procesar la documentación, así como establecer políticas de seguridad y autenticación para incentivar el comportamiento responsable y reducir nuestra huella de carbono.

¿Habías pensado en todos estos aspectos a la hora de valorar el coste e impacto de los tóneres originales y sus contrapartidas compatibles?

Sin comentarios

Escribe un comentario